Añojal y el medio ambiente

En las dehesas en las que adquirimos  el  ganado se respeta a cada animal, se protege a las dehesas centenarias que permiten la cría en independecia de los animales y su alimentación completamente natural. Solo así se puede conseguir un sabor lleno de matices como los de nuestros productos.

La dehesa es un agropaisaje natural, transformación de encinales y alcornocales en formaciones boscosas abiertas, capaces de lograr el perfecto equilibrio entre pastos y arbolado.. La dehesa es un delicado paisaje cultural tan enraizado a los hombres que si estos lo abandonaran desaparecería en muy poco tiempo.