¿Cuál es la mejor forma de conservar el jamón ibérico?

A la hora de hablar de la conservación del jamón ibérico hay que tener en cuenta el formato en el que lo compremos. No es lo mismo comprar una pieza entera que comprar sobres de loncheado. ¿Cuál es la mejor manera de conserva en cada caso? Te lo explicamos:

Si se compra la pieza entera de jamón… ¿Cómo se almacena y se consume?

El jamón ibérico, es un alimento curado, por lo tanto es fácil de conservar. Pero hay que saber una serie de requisitos para conservar el aroma y el sabor durante todo el proceso de consumo.

Independientemente del tipo de jamón que elijas, ya sea de cebo de campo ibérico o de bellota ibérico, se recomienda conservar la pieza entera en un lugar seco y fresco, y preferiblemente en un jamonero. Hay que tener en cuenta que el jamón que ha comprado ha sido adquirida en el momento óptimo para ser consumido, por lo que sugerimos que no espere para consumirla.

Una vez comenzado, el jamón debe consumirse antes de 21 días. El plazo puede variar en función del peso de cada pieza. De este modo, nos aseguramos de que conserva toda su calidad gustativa, su sabor y otras propiedades. En los meses de verano, si se reside en una región donde las temperaturas suben exponencialmente, se recomienda su consumo en un plazo no superior a dieciséis días.

Tenga en cuenta que para que el jamón se mantenga en su punto óptimo de consumo, se recomienda cortar lonchas a diario para mantener inalteradas sus cualidades organolépticas.

Recuerda también, que debes cortar sólo la porción que vayas a consumir. No cortes más de lo necesario y luego lo guardes en la nevera, ya que la calidad disminuirá. Una de las mejores ventajas de comprar el jamón entero es la posibilidad de saborear el rico sabor de cada pieza justo después de cortarla. La rapidez de consumo implica que al llevarnos las lonchas de jamón a la boca será una explosión de sabor que golpea nuestra lengua y así detectar las sutilezas del aroma, la textura y el sabor del jamón.

Otra cosa importante a tener en cuenta es poner un trapo de algodón (limpio y sin pelusas, obviamente) encima del jamón cada vez que terminemos de cortarlo. Debe ser un paño que no suelte pelusa. Esto evitará que la carne entre en contacto con el aire y la luz. 

Un error que es común es poner la grasa sobrante del jamón (la que se saca del jamón al abrirlo) sobre el jamón para protegerlo del aire, actuando como una manta. La grasa podría penetrar en el jamón y alterar su sabor real. Otra opción, es aplicar un film transparente sobre el jamón, esto preserva su aspecto y apariencia sin alterar su sabor.

Si compra jamón ibérico en lonchas… ¿Cómo debe conservarlo y cómo debe consumirlo?

El jamón ibérico en formato loncheado, es uno de los formatos más prácticos para asegurar su buen estado y conservación en el tiempo. Para comprender esta ventaja es fundamental entender cómo  se conserva el jamón loncheado, independientemente del tipo de jamón del que se trate.

En Añojal, queremos asegurarnos de que cuando consumas jamón ibérico, seas capaz de apreciar el sabor característico que aporta, por lo que te aconsejamos como conservarlo adecuadamente. 

Para conservar las lonchas de jamón de la manera más eficiente no es necesario guardarlas en la nevera. Lo único que hay que hacer es colocar el jamón en un lugar frío y seco, como la despensa, por ejemplo. La temperatura ideal es de quince grados. 

“El tiempo de consumo del jamón loncheado aumenta gracias al envasado al vacío”.

El motivo de envasar al vacío cualquier alimento, independientemente de cuál sea el producto, es prolongar su vida útil ya que, al eliminar todo el aire del envase, se conserva el alimento durante más tiempo. En el caso del jamón, hay que saber que cuando se embarra al vacío, la carne se oscurece y, una vez abierto el sobre de loncheado, estando en contacto con el oxígeno, vuelve a recuperar su color original.

La principal ventaja de comprarlo loncheado es que puedes consumirlo cuando quieras, durante un periodo más amplio, pudiéndose conservar hasta tres meses. Sin embargo si eres impaciente y quieres probar el verdadero sabor del jamón ibérico de inmediato, la pieza entera es ideal para ti. Ten en cuenta que si lo compras entero se aconseja consumirlo antes de tres semanas.

Sea cual sea el formato que prefieras, si compras en nuestra tienda online podrás encontrar la máxima calidad en todos nuestros productos. ¡Disfruta del auténtico sabor!

Leave a Reply