Historia Añojal

Tres generaciones dedicadas al mundo ibérico

Esfuerzo

Sacrificio

Afán

Familia

Nunca mejor dicho. Nos remontamos a varias generaciones anteriores. Todo se lo debemos a nuestros antecesores que con mucho afán y pocos medios hicieron sentar las bases de lo que es hoy nuestra industria chacinera.

Eran los llamados arrieros, cargaban las mercancías (sobre todo tocino, sal, pimentón) en carros tirados por mulas, para comercializarlas en otro lugar, estableciendo con ello rutas naturales hacia otras poblaciones. En nuestro caso en concreto llevaban tocino y lo cambiaban por jamones.

Va por ellos, nuestros bisabuelos, abuelos, padres y ahora nosotros.

En 1990 nos decidimos a emprender una aventura nueva independiente de la trayectoria laboral familiar, es cuando nace AÑOJAL, siguiendo la tradición y ejemplo de nuestros anteriores.

Es ese vínculo que nos une hasta nuestros días con la ilusión de mejorar cada día, siguiendo la TRADICIÓN FAMILIAR.

añojal jamones